5 consejos básicos para combatir el coronavirus y la vida sedentaria

En esta época que nos ha tocado vivir, en la que nuestra rutina se ha frenado por completo, no podemos permitirnos el abandono… Eso significa que no debemos empezar a comer porque nos sentimos ansios@s, ya que seguramente no tengamos hambre sino que más bien estemos sufriendo estrés por la incertidumbre del coronavirus, tristeza o simplemente mero aburrimiento, en definitiva, sentimientos que no sabemos gestionar.
Por ello, en estas semanas de incertidumbre económica y laboral en las que nos adentramos, debemos ser fuertes y no caer en la desidia. Tenemos que cuidarnos por dentro y por fuera.

Ahí van 5 consejos básicos para combatir el coronavirus y una vida más bien sedentaria:

  1. El desayuno debe aportarnos el 20-25% del aporte de energía.  Los cereales del desayuno contienen muchos azúcares. Opta por la avena o copos de espelta sin azúcar. Otra opción es tomar huevos. Ten presente también que los zumos de frutas no son un sustitutivo de las piezas de fruta. Los zumos contienen más calorías que la fruta entera, aunque sean naturales.

  2. Hay que ser conscientes de que el desgaste calórico ahora mismo es muy reducido. Por ello, más que nunca hay que evitar las harinas, azúcares refinadas y grasas saturadas. Nuestras ingestas deben de ser ricas en frutas y verduras, además de legumbres y fibra en abundancia.  Sin olvidarnos de las sustancias que nos aporta la proteína y que nuestro cuerpo necesita.

  3. En relación a lo comentado en el párrafo anterior, aquí os mostramos un ejemplo de menú para combatir el coronavirus y la vida sedentaria:

Comida:
· Primer plato: Acelgas, 150 g. Patatas cocidas, 50 g.
· Segundo plato: Pollo (sin piel), 150 g. Tomate natural, 150 g.
· Postre: Naranja, 200 g.

Cena:
· Primer plato: Ensalada de lechuga, 100 g. Tomate, 100 g. Cebolla, 50 g.
· Segundo plato: Mero, 75 g.
· Postre: Pera, 200 g.

  1. Se considera que una persona lleva una vida sedentaria cuando dedica menos de una hora al día a actividades moderadas, como caminar, por ejemplo. En las circunstancias de reclusión que estamos viviendo, es fácil no poder realizar 1h al día de actividad moderada, no obstante, los ejercicios de fuerza, el yoga, la bicicleta estática o bailar, pueden ser buenos aliados para combatir el estrés.

  2. Un detalle importante va a ser cuidar nuestra salud mental durante el aislamiento por el coronavirus.  Debemos aprovechar  el tiempo disponible en casa para realizar actividades que permitan un afrontamiento positivo y que además, nos motiven. Cuántas veces nos decimos a nosotros mismos,
    “Y si tuviera tiempo para hacer esto o aquello”, pues ahora es el momento.

Tampoco debemos aislarnos sino cambiar la forma de relacionarnos con los demás, buscando la comunicación con familiares y amigos a través de internet, y encuentros online; ya que el apoyo social resulta clave para afrontar esta situación de emergencia.

¡Os enviamos mucha fuerza! Recordad que somos una Edición Limitada, por ello #QuedateEnCasa.