Entrevista a nuestra embajadora Natalia Antequera. Objetivo Cruce del Estrecho.

cruce del estrecho

Toda la vida de Natalia gira entorno al deporte. Ya desde muy pequeña compitió a nivel profesional en baloncesto y, posteriormente en triatlón. Teníamos muchas ganas de hacerle esta entrevista. ¡Allá vamos!

·  ¿Cómo llegó el deporte a tu vida? ¿Qué te aporta? 

Objetivo Cruce del Estrecho: El deporte llegó a mi vida des de muy pequeña. Mido 188cm y como te imaginarás crecí muy rápido así que el traumatólogo me recomendó hacer natación para corregir una pequeña desviación en mi espalda. Con 6 años empecé a nadar con el CN Olot y lo que empezó como una actividad extraescolar a modo de terapia acabó formando parte de mi vida. Después cambié la natación por el baloncesto, el deporte que más me ha aportado en todos los sentidos. Y unos años más tarde, el triatlón.

El deporte me ha aportado desde los mayores disgustos de mi vida a la alegría más intensa que he sentido nunca. Sin embargo, el balance es positivo y me quedo con toda la gente que he ido conociendo a lo largo de mi carrera deportiva. 

Ahora mismo lo que más valoro del deporte es la salud. Solo tenemos un cuerpo que nos acompañará toda la vida. Creo que el deporte y la alimentación son básicos para cuidar a nuestro cuerpo, mimarlo, y que así nos pueda acompañar durante muchos años en nuestras aventuras. 

·  ¿Qué no falta nunca en la mochila de una aventurera?

Cada noche me preparo la mochila para que no me falte de nada a lo largo del día. Es como un ritual -agenda, móvil y comida son mis básicos- aunque también pienso en llevar una pieza de fruta, una botella de agua y unos auriculares. Después, en función de lo que me toque, me preparo también la ropa para entrenar. Es curioso pero últimamente solo tengo que elegir el color del bañador… creo que un día de estos me van a salir aletas en los pies y escamas en la piel! 🙂

·  ¿Por qué el cruce del Estrecho de Gibraltar en 2020?

El cruce del Estrecho de Gibraltar para mi no es un simple reto deportivo, es cumplir un sueño. Nadar de un continente a otro, superar las corrientes, la temperatura, el paso de cetáceos… creo que para cualquier nadador de aguas abiertas es un reto importante. Llevo años pensando en ello y por algún motivo u otro, no lo he priorizado y lo he ido posponiendo hasta hace cuatro meses. En mayo de este año, tuve un accidente y me tuvieron que operar la rodilla. En realidad nada grave, pero el hecho de estar dos meses sin poder andar y sin poder hacer nada, me dio para pensar.

No sabemos donde estaremos mañana. No sabemos qué nos tiene preparado el destino y si no luchamos por las cosas que deseamos, nadie lo va a hacer por nosotros. Así que aprovechando que la lesión me impide correr y hacer cualquier cosa que no sea nadar, decidí volcarme en preparar este reto y cumplir mi sueño de una vez por todas.

·  ¿Qué pautas son necesarias para prepararse para un reto como este?

Entrenar, entrenar y entrenar. Aunque nadar entre dos mares y dos continentes sea una travesía que llame mucho la atención, se trata de un cruce complicado. Fuertes corrientes, cambios bruscos de viento, gran tráfico marítimo… la experiencia en aguas abiertas es muy importante y no basta con nadar rápido. La preparación mental también es crucial, ver los contratiempos desde la normalidad y el esfuerzo. Marearte, que te piquen las medusas, vomitar, estar agotado etc. no significa que te vaya a pasar todo, pero si pasa debes de estar preparado y mantener la calma. Esto solo se consigue pasando horas en el agua!

Desde Nonbak te seguiremos en tu hazaña y preparación ROAD TO Cruce del Estrecho 🙂 ¡Ánimos campeona!