La posición de la cabeza al nadar marca la diferencia

posicion correcta de la cabeza al nadar

“Mirar hacia adelante en natación es el equivalente a mirar el cielo cuando estoy en tierra”

La técnica de natación Ocean Walker fue creada por Adam Walker, la primera persona británica en nadar los SEVEN OCEANS -Siete mares- , siete de los nados oceánicos más duros del mundo. Adam se rompió el tendón del bíceps después de nadar en el Canal de la Mancha y le aconsejaron que no volviera a nadar.

Adam no quería dejar de nadar, y desarrolló la brazada de Ocean Walker. “Me di cuenta de la posición de mi cuerpo y de cómo se movía a través del agua”, dice Adam. “Mi objetivo inicial era encontrar la manera de continuar nadando descargando presión sobre los hombros.

Un empuje suave del codo junto con una rotación de la cadera de 180 grados no solo eliminó la presión, sino que creó más potencia con menos esfuerzo. En cuestión de semanas fui más rápido, más eficiente y consumí menos energía ” argumenta Adam.

En este artículo, te proporcionamos consejos cruciales para nadar rápido, eficiente y sin lesiones manteniendo una posición correcta de la cabeza.

Una incorrecta posición de la cabeza al nadar modificará tu posición corporal. No solo tiene que estar quieta la cabeza, sino también debe mirar hacia abajo en una posición neutral. Esto es el equivalente a mirar hacia adelante mientras se está de pie, lo cual todos hacemos. Si miras hacia arriba al nadar, debes ejercitar los músculos extra y ejercer presión sobre el cuello. En distancias más largas, comenzarás a sentir la tensión y potencialmente desarrollar problemas en el cuello.

“Una posición de cuerpo plana coloca el cuello y la parte inferior de la espalda bajo tensión debido a la posición decúbito prono del cuerpo (tendido boca abajo y la cabeza de lado)”, dice el osteópata David Pickering. “Los nadadores aficionados y ‘guerreros de fin de semana’ son más susceptibles a las lesiones que afectan estas áreas, debido a los menores niveles de aptitud y fuerza, en lugar de los nadadores de élite”.

La cabeza actúa como un timón de barco. Dependiendo de la dirección o el ángulo de tu cabeza, tu cuerpo te seguirá. Los golpes de tu brazo pueden compensar cualquier movimiento de la cabeza para mantenerte en línea recta, pero esto consume energía y aumenta la resistencia al mover tu cuerpo usando más agua de la necesaria y nadando metros extra.

¡No mires hacia arriba! Nadar con la cabeza erguida, mirando hacia adelante, ejerce presión sobre la columna vertebral, lo que provoca la caída de las piernas. Si miras hacia abajo, tu cabeza estará más sumergida, lo que te ayudará a levantar las caderas y las piernas, ¡Es físico!

Los beneficios de una posición de cabeza neutral. Puedes ver y respirar fácilmente desde la posición de la cabeza hacia abajo utilizada en la técnica de Ocean Walker. A medida que los ojos simplemente despejan el agua, la energía de ahorro de cabeza se reduce al mínimo, lo que reduce la tensión en el cuello y los hombros y mantiene las caderas y las piernas levantadas para mantener el cuerpo lo más eficiente posible reduciendo el arrastre. En el agua,  Intenta nadar 25 metros con tu mirada en un ángulo de 45 grados y 25m mirando a la línea azul, o en un ángulo de 90 grados.

Una de las dolencias más habituales en los nadadores en el estilo crol es que llevan la mirada al frente o levantan la cabeza por encima del agua es la tortícolis provocando una híper-extensión del cuello que se traducirá, a la larga, en una lesión.

Para corregir esa posición, debemos llevar la mirada más abajo, aunque nunca perpendicularmente al fondo, porque no veremos por donde vamos. Un buen consejo es mirar la “T” que se encuentra al fondo de la piscina.

Otro fallo en la técnica que suele llevar a lesionarnos es hacer una rotación del cuerpo insuficiente. Este error, hará que giremos excesivamente el cuello en el momento de realizar la respiración y forcemos la musculatura.

Para corregir este fallo, prueba de girar más el cuerpo. Debemos rotar 45 grados. Una ligera rotación de la cabeza debería ser suficiente para coger el aire. Como consejo para hacerlo bien, dejar siempre la mejilla y una lente de la gafa dentro del agua.

Finalmente, es muy importante usar la respiración bilateral como patrón de respiración normal. Esto evita desequilibrios musculares que también pueden afectar al cuello.

POSICIÓN DE LA CABEZA AL NADAR