¡Nadadores! El paso de un deporte a las tres disciplinas del triatlon

triatlon nonbak

¿Tentado en dar el salto al triatlon? Si eres nadador, tienes una ventaja innata y natural respecto al resto de triatletas

Andy Bullock nos revela cómo sacar el máximo partido a tus puntos fuertes.  

La naturaleza multidisciplinar del TRIATLON es lo que hace que este deporte sea –excitante, interesante, un reto en sí mismo- pero si eres novato, tienes que plantearte como convertirte en alguien habilidoso en las tres disciplinas que lo conforman.

Después de todo, podrías ser un buen runner, entrenar varias veces a la semana y asistir periódicamente a pruebas deportivas de 10K, medias maratones etc pero sin embargo sólo nadar cuando tus hijos van a la piscina. O quizá seas de los que se pasa el fin de semana haciendo rodillo en casa, pero por el contrario, no estás seguro de poder correr más de 3km con total entereza y confianza.

Si éste bien podrías ser tú, ten por seguro que no es inusual ya que incluso alguno de los mejores triatletas del momento, sustriatlon orígenes en el deporte se remontan a la práctica de un único deporte. Después de todo, es propio en nuestra naturaleza tener un deporte como “favorito” e intentar ser tan bueno como se pueda practicándolo. También suele darse el caso que cuando las circunstancias cambian porque ha habido una lesión o bien nuevas motivaciones emergen, en líneas generales, empezamos a mirar más allá de lo que hasta el momento había sido la disciplina preferida.

Una investigación realizada por la Triahlon Industry Association en 2013 apunta que los deportistas que se inician en el TRI lo hacen desde diferentes disciplinas deportivas. De la encuesta se desprende que de 3.800 triatletas encuestados, un masivo 56% proviene de un perfil runner mientras que el 20% fueron ciclistas (de los cuales 13,5% MTB). Únicamente el 19% provenían de la natación como deporte que practicaban regularmente antes de ser triatletas.

Iniciarse en el TRIATLON con una base consolidada en alguna de las tres disciplinas, puede ofrecerte una amplia ventaja si lo diriges de una forma correcta, especialmente si compites. El tiempo invertido en un único deporte de manera continuada significa que tanto el cuerpo como la mente están familiarizados con el proceso de entrenamiento, hecho que es una ventaja en sí misma respecto a aquellos que nunca antes han practicado deporte de manera habitual.

Hay que tener presente que el hecho de practicar un nuevo deporte implica tener que experimentar dolores musculares en lugares donde seguramente el cuerpo no había sufrido antes (especialmente si no has corrido mucho con anterioridad y dado el impacto producido contra la superficie de contacto, piernas y ligamentos), pero quédate tranquil@ porque si ya tienes cierto bagaje deportivo a tus espaldas, tu cuerpo estará acostumbrado con el proceso de recuperación así como el de entrenamiento. Por ello, todo será mucho más rápido y fácil.

Dependiendo del deporte previo que hayas practicado, habrá muchas ventajas que puedas aprovechar en el mundo del TRIATLON.

ESTRATEGIAS DE CARRERA:

El deporte con el que estés más familiarizado podría ser una ventaja al empezar en el tri.

NADADORES:

Muchos triatletas mencionaron que la natación era la disciplina que peor se les daba. Si tú no eres nadador de base, a parte de la técnica deberías dedicar tiempo a realizar ejercicios de fuerza, tanto en seco como en la piscina.

Si tu deporte de origen es la natación, ya tienes mucho terreno ganado.Seguramente la adaptación a la bicicleta será fácil, ya que los nadadores no estáis tan castigados articular y muscularmente, de esta forma notaréis grandes progresos en poco tiempo, eso sí debéis dedicar un tiempo al trabajo de habilidades sobre la bici (giros, rotondas, soltarse de manos, ir en grupo, etc.)

CICLISTAS:

El segmento ciclista es generalmente el más largo de la carrera, por lo que largas competiciones de media y larga distancia encajarán mejor contigo y tendrás más oportunidades de sacar ventaja respecto a tus competidores. Siendo la bici tu punto fuerte, intenta adelantar el máximo de competidores posibles mientras reservas energías para el segmento de running. No intentes darlo todo en la carrera de bici.

Si el ciclismo era tu medio antes de desembarcar en el TRIATLON, es muy probable que la natación sea tu mayor “reto”. Focalízate en ir mejorando la técnica para que los agobios de la salida en un triatlón no te jueguen una mala pasada. Practica también el giro de boyas en aguas abiertas y aprende a levantar la cabeza y mirar hacia delante para seguir las referencias no fiándote del recorrido que traza el compañer@ que tengas delante.

La transición bici-carrera es una parte fundamental, ya que un ciclista tiene el gesto y la musculatura muy adaptada al pedaleo y una mala adaptación a la carrera podría provocarte lesiones, así que no olvides el trabajo de compensación en el gimnasio y los estiramientos. Es recomendable que después de cada salida en bici, corras entre 10 y 15 minutos para conseguir una adaptación progresiva.

RUNNERS:

En la bici se trabajan los mismos grupos musculares que en la carrera a pie, aunque con mayor protagonismo de la parte superior del tren inferior (cuádriceps, vasto interno, isquiotibiales) y el “entrenamiento cruzado” nos permitirá en pocas sesiones trasladar nuestra condición cardiovascular de la carrera al ciclismo.

Si eres corredor de base seguramente ganes confianza sabiendo que, cuando la mayoría de atletas están cansados, tu estás seguramente alcanzando tu mejor momento de gloria.

Recuerda que la carrera a pie no requiere únicamente ser un buen corredor, sino también ser un buen fondista en la gestión energética así como un control mental muy trabajado.

¿Todavía quieres iniciarte en el apasionante mundo del TRIATLON?

¡Suerte esta temporada 2018!

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS: