5 consejos para iniciarse en la natación en aguas abiertas

Qué saber de la natación en aguas abiertas

Para muchos amantes de la natación, lanzarse a las aguas abiertas es un paso adelante en su entrenamiento. Antes de zambullirte, tienes que seguir un periodo de adaptación al medio, ya que las condiciones del mar son cambiantes. Por ello es importante iniciarte en la natación de las aguas abiertas al lado de una persona que conozca bien el entorno. No tiene por qué ser un nadador experimentado sino más bien un nadad@r que conozca bien el espacio donde se va a nadar, especialmente los cambios de corrientes, los vientos, mejores horas para entrenar etc.

En línea con lo anterior, añadir que la RESISTENCIA FÍSICA es fundamental para no sufrir una fatiga prematura. Además, tener una BUENA TÉCNICA y COORDINACIÓN hará que aproveches al máximo cada uno de los impulsos. LA ORIENTACIÓN será clave si quieres seguir la trayectoria correcta, por ello es importante que levantes la cabeza para ver el punto de referencia fuera del agua.

Dicho esto, estos son nuestros 5 consejos para iniciarse en la natación en aguas abiertas:

  1. Material que debes considerar como imprescindible:

natación en aguas abiertas. Boyas seguridad

  • Gorro:Preferiblemente de silicona. En condiciones de frío y cuando la temperatura del agua sea inferior a 15 grados, es recomendable que lleves un gorro de neopreno
  • Gafas:Que tengan preferiblemente una lente de espejo y polarizada.
  • Boya a nivel de seguridad: Importante para ser visto por embarcaciones motores. Otorga seguridad al nadad@r. En algunas playas o eventos de natación en aguas abiertas, la boya ya es un dispositivo obligatorio.

¿Dónde encontrarlas? En nuestra web, ¡por supuesto! CLICA AQUÍ 

  • Neopreno: Hay de diferentes tipos. Según para que lo necesites, escogerás gama baja,media, alta. El grosor también es importante según la temperatura del agua.
  • Bañador: Preferiblemente que el tejido sea PBT, mucho más duradero y resistente al cloro.
  1. Hidratación y nutrición:

A diferencia de otros deportes que se practican fuera del agua, los bajones energéticos (pájaras) y la deshidratación son más difíciles de prever al estar practicando ejercicio en un medio acuático. Por este motivo, te aconsejamos incluso en sesiones cortas, llevar siempre contigo dentro de la boya un gel y/o una barrita además de líquido.

  1. Principio de progresividad:

A pesar de que seas un@ nadad@r experimentado en piscina, ten en cuenta que en las aguas abiertas existen muchos más factores de desgaste que en la piscina. Por esta razón te aconsejamos seguir un principio de progresividad iniciándote en una sesión que sepas seguro que eres capaz de cubrir e ir aumentando la distancia de los entrenamientos sesión tras sesión a medida que tu confianza en el medio vaya creciendo.

Un ejemplo práctico: Aunque estés capacitado para hacer 3000m en piscina, este hecho no significa que seas física y mentalmente capaz de hacerlo en las aguas abiertas desde un principio.

  1. Shock térmico:

Antes de entrar en el agua y después de salir de ella, hay que tener en cuenta la diferencia térmica que puede existir entre la temperatura del agua y la atmosférica. Este hecho, unido al desgaste físico del entrenamiento, puede comportar una mala experiencia para el nadador que podría derivar en una urgencia médica.

Por este motivo te recomendamos antes del nado como sobre todo después (tanto en verano como en invierno), la utilización de un poncho. Tiene que ser de un tejido que te aísle de los elementos externos –no se recomiendan los productos fabricados en microfibra sino aquellos con un tejido de algodón por su capacidad aislante.

¿Dónde encontrarlos? CLICA AQUÍ

Por último, podemos señalar que nadar en el mar abierto puede generar cierta sensación de ansiedad, sobre todo en los no iniciados. En este sentido, hay que tratar de controlarla, puesto que la ansiedad provoca una respiración más acelerada, lo que se traduce en una merma considerable de nuestra resistencia física.

¡Disfruta de las aguas abiertas!

Artículo escrito por:

Equipo comunicación Nonbak