Tres posturas de yoga esenciales para los triatletas

Gana potencia nadando, en bicicleta o en la carrera a pie con estos movimientos de yoga que incluso el triatleta más ocupado puede encajar en su programa de entrenamiento.

A menudo, las sesiones que se saltan los triatletas son los estiramientos, el yoga y el entrenamiento de fuerza.

¿Qué ventajas tiene la incorporación de posturas de yoga en el entrenamiento habitual?

Al practicar yoga con regularidad, usarás músculos con los que normalmente no te involucras durante el entrenamiento, lo que a su vez te da más poder, longevidad y una recuperación más rápida. En yoga los movimientos van acompañados con la respiración, por ello, también aprenderás a maximizar la utilización de oxígeno con cada repetición de la respiración.

A continuación mencionamos tres posturas de yoga esenciales para los triatletas. ¡Incluso el atleta más ocupado puede incorporarlos al entrenamiento!

GANA FLEXIBILIDAD:

posturas de yogaBeneficio: Aumenta la flexión de la cadera y la flexibilidad del tendón Coloca el pie derecho hacia adelante entre tus manos.

Coloca tu cadera derecha hacia adelante y hacia abajo hasta que sientas un estiramiento; mantener durante 30 segundos.

 

 

 

 

POSTURA DE LA VACA Y EL GATO:

Beneficio: Mayor estabilidad y flexibilidad espinal.

Comienza en una posición de mesa, alineando las muñecas debajo de los hombros y las caderas sobre las rodillas. Muévete con la respiración que entra y sale por la nariz. Al inhalar, deja caer tu barriga, extiende la columna vertebral y mira hacia arriba. En la exhalación, redondea la espalda hacia la flexión espinal y observa tu ombligo. Repite 5-10 veces

 

 

CIRCULOS DE CADERA:

Beneficio: Mayor rango de movimiento de la cadera.

Extiende la pierna derecha hacia atrás. Haz una pausa y observa tu pelvis para asegurarte de que esté nivelada, la clave para la estabilidad del núcleo. Ahora dobla la rodilla derecha y gira el hueso del fémur en la cavidad de la cadera. Haz los círculos lo más grandes posibles manteniendo una pelvis nivelada. Si la pelvis se mueve, haz los círculos más pequeños para asegurar una buena forma. A medida que ganes estabilidad central, aumentará tu capacidad para hacer círculos más grandes. Haz cinco círculos en una dirección, luego cinco círculos en la otra dirección. Repite en el lado izquierdo.

Crea un EQUILIBRIO como objetivo

Hay muchos beneficios que el yoga puede ofrecer a un triatleta, desde la prevención de lesiones hasta la solución de los nervios antes de la carrera. Sin embargo, sobre todo, el yoga te enseñará a lograr una sensación de equilibrio: estar más en sintonía con tu cuerpo; escuchar los primeros signos de dolores y molestias; elegir la seguridad sobre la competencia; y saber cuándo descansar es importante.

Las exigencias del horario de entrenamiento de un triatleta son indiscutiblemente intensas. Aprender cuando es apropiado descansar es un desafío; después de todo, no quieres quedarte atrás en tu entrenamiento cuando tienes una gran carrera en el horizonte